Uno de los principales atractivos con que cuenta la localidad, ubicado en el margen occidental del Río Sauce Grande, es el Fortín Pavón, raíz de los pueblos del este de la Comarca. En su interior alberga 8 ranchos hechos a la usanza de la época: comandancia, guardia y 5 cuadras de tropa. Fue declarado Lugar Histórico Nacional en 1980 y reconstruido en 1997.

En el mismo predio de este sitio histórico se encuentra el Parque Municipal, sobre la margen derecha del Río Sauce Grande. Cuenta con servicio de camping, sanitarios, parrillas, quinchos y proveeduría.

A pocos metros de la Plaza Independencia se encuentra la Iglesia Nuestra Señora del Tránsito, imagen traída desde Francia por el fundador del pueblo, y la cual se halla en posición de descanso representando el momento previo de la Ascensión.

Recorriendo la localidad pueden apreciarse varias obras del Arq. Francisco Salamone, algunas cercanas a la Iglesia como la Delegación Municipal, y otras ubicadas en distintos sectores como el Mercado Municipal, el Matadero Municipal y el monumental Portal del Cementerio, considerado a nivel internacional una de las manifestaciones de estilo Art-Decó más importantes de Salamone.

En el Centro de Interpretación de la obra de Salamone, se promueve un ambiente para el aprendizaje creativo, buscando revelar al público el significado del legado cultural e histórico de la obra de este eximio Ingeniero Arquitecto.

Otra de las posibilidades que brinda Saldungaray es la centenaria Estación de Ferrocarril, que atesora elementos restaurados de la actividad ferroviaria.

Ubicada a tan solo 700 mts. de la estación del ferrocarril se encuentra la Bodega, con 20 ha con plantas de las siguientes variedades: Malbec, Merlot, Tempranillo, Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc, Pinot Noir, Chardonnay y Sauvignon Blanc. También producen dulces y realizan visitas guiadas, actividades de vinoterapia y catas dirigidas.

A pocos metros de la Bodega, la Quesería ofrece visitas guiadas por sus instalaciones, pudiendo observar los procesos de elaboración del queso desde el momento del ordeñe hasta alcanzar el producto final en sus seis variedades: sardo, de postre, pategrás, fontina, cuartirolo y saborizados.